viernes, 16 de noviembre de 2018

El absurdo de correr con chubasquero: ni adelgaza ni te pone en forma



Hacer deporte envuelto en un plástico que no transpira es una malísima práctica. Aquí te explicamos por qué.
De las muchas creencias y falsos mitos relacionados con el entrenamiento y el deporte, pocos más absurdos que el de correr enfundado en un plástico para sudar más. Correr con chubasquero no va a hacer que adelgaces antes ni te va a poner más en forma. Al contrario: con ese plástico cerrado hasta el gaznate perderás sobre todo agua (que recuperarás muy pronto), rendirás menos y corres el riesgo de sufrir una lipotimia, así que el consejo aquí es obvio: no lo hagas.
El cuerpo humano produce en reposo unos 750 centímetros cúbicos de sudor al día en forma de vapor. Obviamente, a mayor temperatura más sudamos, y si hacemos esfuerzos intensos la pérdida de líquidos aumenta a entre 0,7 y 1,5 litros por hora. Tu cuerpo entra en calor después de unos ocho minutos de ejercicio moderado.

Correr con chubasquero: el problema de que el sudor no transpire

Un chubasquero o un impermeable es una prenda de ropa hecha para proteger al individuo de la lluvia. Y como tal, cumple su función. No le pidas otra cosa, y en este caso, no le pidas que te ayude a entrenar mejor.
Para ser impermeable, el chubasquero está hecho con tejidos sintéticos que tienen la característica de ser poco transpirables, a diferencia de los tejidos naturales como el algodón o el lino. Las marcas de ropa deportiva ponen en el mercado chubasqueros con mayor capacidad para transpirar, pero evidentemente, esa capacidad se gana a costa de perder impermeabilidad.
Los líquidos perdidos los recuperarás de forma muy rápida después del entrenamiento, así que no perderás peso.
Así que tenemos un cuerpo que produce sudor en condiciones de esfuerzo intenso y una prenda pensada para evitar que los líquidos la permeen y la transpiración: la combinación no puede ser buena.
El sudor tiene entre otras la función de regular la temperatura corporal. Sudamos para refrigerarnos y mantenernos en torno a los 37 grados centígrados. Al evaporarse el agua del sudor se produce un enfriamiento de la superficie corporal. Si añadimos un obstáculo insalvable a la transpiración, produciremos un aumento de temperatura corporal que nos hará sudar más. Al fin y al cabo, estaremos evitando que el cuerpo autorregule su temperatura.

Lo único que eliminas es agua

Es cierto que sudaremos más, pero con un matiz importante: ese sudor eliminará sobre todo grandes cantidades de agua, que es necesaria para un buen funcionamiento de tu cuerpo. Al correr con chubasquero no quemarás más calorías, ni perderás grasa o mejorarás el rendimiento, sino que tu cuerpo expulsará en grandes cantidades aquel elemento, el agua, que más le ayuda a refrigerar la temperatura artificialmente alta que tú mismo estás generando. También estarás perdiendo minerales en exceso, que se eliminan a través del sudor.
No hay ventajas en correr con chubasquero. Los líquidos los recuperarás de forma muy rápida después del entrenamiento, así que no perderás peso. Perder agua y minerales para recuperarlos a las pocas horas sólo puede tener sentido para un boxeador que quiera superar el pesaje. Para cualquier otro deportista es un sinsentido.
Tampoco harás el ejercicio que necesitas, pues aumentará tu frecuencia cardiaca y bajarás el rendimiento. Y, por último, puedes sufrir algún que otro problema serio. Así, si sudas en exceso aumentará la viscosidad de la sangre y podrías llegar a deshidratarte, con las consecuencias que esto tiene: mareos, vómitos, calambres, taquicardias o incluso desmayos; te fatigarás antes fruto del sobreesfuerzo; y por si fuera poco, puedes generar problemas dermatológicos por irritación en pliegues como axilas o ingles.
Así que no hay duda: correr con chubasquero es absurdo. No tiene ventajas, no entrenas bien y puede provocarte algún disgusto serio.

jueves, 15 de noviembre de 2018

Todo lo que tienes que saber sobre el core: qué es, dónde se encuentra y cómo ejercitarlo

Hablamos continuamente del core dando por hecho que todos sabemos lo que es, pero aunque no lo creas, hasta los más expertos de la sala se confunden. El core no son solamente los abdominales ni solamente un músculo estético para lucir en la playa.
El core es un grupo de músculos muy importantes en nuestro día a día y que tiene su implicación e importancia también en deportes de fuerza o aeróbicos y por ello, es importante entrenarlos y fortalecerlos.

Qué es o a qué llamamos core

lo-que-tienes-que-saber-sobre-el-core
El core va más allá del recto del abdomen o el llamado six pack. Cuando hablamos del core hablamos del transverso abdominal, los oblicuos, el recto abdominal, el suelo pélvico, el diafragma, y el multifidus además de la espalda baja y los músculos de la cadera.
Vendrían a ser todos esos músculos que forman un corsé para proteger nuestros órganos además de mejorar la estabilidad, evitar lesiones, mejorar la postura e incluso transmitir fuerza a muchísimos movimientos que empiezan en esta zona. Como puedes ver sus funciones van mucho más allá de lucir un buen abdomen en una foto. Hablamos de estabilidad, hablamos de fuerza, hablamos de corregir la postura y hablamos de evitar lesiones y dolores tan comunes como la lumbalgia.
Por lo tanto, cuando entrenamos el core no solo hay un fin estético. Entrenando el core podremos mejorar como corredores (mejorando nuestra técnica de carrera) y mejorar en levantamientos como las sentadillas, el peso muerto o las dominadas. Es un grupo de músculos fundamental para casi cualquier movimiento y para nuestro día a día y por tanto debemos entrenarlo como es debido.

Los mejores ejercicios para trabajar la musculatura del core

Planchas

Comenzamos por la plancha y todas sus variantes. Este tipo de ejercicios son ideales para trabajar nuestro core de forma isométrica. Tenemos la plancha normal (en vídeo), la lateral e incluso variantes levando una pierna, una mano o incluso ambos al mismo tiempo para aumentar aún más la complejidad del movimiento.
Es importante evitar errores frecuentes al hacer planchasMantener la cadera alta o baja e incluso la posición de los omóplatos son fallos frecuentes que aumentan el riesgo de lesión.

Rueda abdominal

La rueda abdominal o power wheel es otro gran ejercicio que puedes incorporar a tu rutina para trabajar todo el core y es que, aunque no lo creas, este ejercicio consigue la mayor activación y parecen los más efectivos a la hora de activar la musculatura.

Elevaciones de piernas

Este tipo de ejercicios también son una gran opción a la hora de trabajar el core. Podemos elevar ambas piernas al mismo tiempo, de forma alterna o en suspensión.
Es importante mantener el cuello, la cabeza y los hombros relajados y apoyados en el suelo ya que toda la fuerza debe salir del abdomen además, hay que realizar el movimiento lentamente, controlando el movimiento, evitando impulsos o rebotes.
Además de esto tenemos otras opciones que podemos realizar con poléas o en suspensión. También tenemos rutinas como el entrenamiento troglodita e incluso ejercicios añadiendo inestabilidad.

domingo, 21 de octubre de 2018

LOS MÚLTIPLES TIMOS DE LA ALIMENTACIÓN PARA DEPORTISTAS

No hay suplementos, pastillas de colágeno, batidos de polvos ni ventanas metabólicas que valgan: una buena alimentación es suficiente para optimizar el rendimiento de cualquier deportista.
Los múltiples timos de la alimentación para deportistas

·       Comida sí, polvitos no. PIXABAY.COM
La publicidad de suplementos deportivos, las revistas especializadas y el clásico entorno de los gimnasios nos ha hecho creer que el deportista, ya sea amateur o profesional, ha de comer diferente que el resto de la humanidad. A pesar de lo extendido de esta idea lo cierto es que, en esencia, se trata de un grandísimo error. Sin ir más lejos el American College of Sports Medicine defiende junto con las asociaciones americana y canadiense de dietética en un documento de posicionamientoque “la alimentación de los deportistas no debe ser sustancialmente diferente de aquella recomendada para la población general”.
Pero la realidad es la que es, y sabemos lo tentador que puede llegar a ser en un momento dado el conocido como efecto Popeye. Efecto que propone hacer caso a mensajes con ninguna o muy poca evidencia, en los que se nos propone comer de una forma especial –con la adición de alimentos concretos (en el caso de Popeye eran las archiconocidas espinacas) o con la inclusión de suplementos maravillosos–, para obtener un rendimiento casi milagroso: más fuerza, más volumen, más velocidad, más resistencia, mejor recuperación, menos lesiones, etcétera.
En este artículo no se pretende dar consejo personalizado a todos aquellos deportistas de diversas disciplinas deportivas que buscan en la alimentación, nutrición o suplementación una especie de piedra filosofal que les ayude a superar sus retos personales. Al contrario: solo se intenta poner un poco de cordura en un terreno especialmente abonado para la superchería científica en base a alegaciones milagrosas, promesas complacientes y pócimas secretas. Y en especial a aquellas en las que se alude a "la ciencia" (sic) para darles credibilidad.
Si has decidido hacer ejercicio, estás de enhorabuena
Mantenerse activo mejora tu pronóstico de salud. La OMS sostieneque las personas inactivas tienen entre un 20 y un 30% más de probabilidades de morir de forma prematura frente a aquellos que hacen al menos 150 minutos a la semana de actividad física moderada. En la misma línea, un interesante estudiopublicado en la prestigiosa revista The Lancet estima que la inactividad física es causa, en todo el mundo, del 6% de las enfermedades coronarias, el 7% de las diabetes de tipo 2, el 10% de los cánceres de mama y otro 10% de los cánceres de colon.
Mantenerse físicamente inactivo estaría detrás de 5,3 millones de muertes en el panorama mundial, lo que representa casi el 10% de las defunciones del año 2008, por poner un ejemplo. Con estos resultados, el artículo sostiene que moverse serviría no solo para disminuir la incidencia de diversas enfermedades no contagiables como las ya señaladas, sino también para incrementar de forma global la esperanza de vida en 0,68 años. Así que, de entrada, si abandonas la categoría de sedentario y optas por mantener un patrón de vida más activo, ya mereces un aplauso.
Es posible que en estas circunstancias también te hayas preguntado por el papel de la alimentación en tu salud, rendimiento o a la hora de cumplir metas deportivas. Y haces bien. Por el lado de la salud, es probable que esa enhorabuena por hacer ejercicio sea doble: está bien contrastado que quien hace ejercicio, por lo general, suele comer mejor que la población inactiva. Una afortunada pescadilla que se muerde la cola retroalimentando buenos hábitos.




Aquí tienes proteína sin batidos ni polvos ni nada. WIKIMEDIA
Vayamos con el rendimiento, en el que también está bien asumido que la dieta desempeña un papel crucial. Importante, pero no único: ese rendimiento se va a ver afectado por múltiples elementos –personales (genéticos), relativos al entrenamiento, socioeconómicos y ambientales– tan importantes, o más, que la alimentación aislada. Apesar de eso, el entorno deportivo supone un excepcional caladero para mensajes que, sin mayor soporte científico pero sí con una importante inversión en márketing, van a pretender vendernos la moto sin manillar (en este caso, ¿las mancuernas sin pesas?) y hacernos creer mil y una maravillas sobre los beneficios de comer de una forma más o menos extravagante, o incluir este o aquel suplemento.
Desenmascarando la palabrería deportivo-nutricional
El dietista-nutricionista Julio Basulto, uno de los profesionales de este terreno más reconocidos en España –y autor junto a Juanjo Cáceresdel recomendable libro Comer y correr– lo tiene bien claro: “Lo primero que llama la atención en el bonito mundo de la alimentación y de los complementos dietéticos ligados al mundo deportivo es que se trata de una cuestión atrozmente compleja. Todo tiene que estar embebido de algo bioquímico, inmunológico, insulínico, gluconeogénico, fitoquímico, polifenólico, neurológico, proteínico, aminoacídico, enzimático, hidrolítico, metabólico, catabólico, anabólico… e hiperbólico”. Es decir, en este terreno es habitual el uso una serie de términos que, bien empleados, son habituales en el mundo académico de las ciencias de la salud; pero que se convierten en moneda de uso corriente en la jerga cientifista de monitores de gimnasio y otros arribistas de la venta suplementadora.
Resulta imposible abordar en un artículo de estas características todos y cada uno de los conceptos buenrollistas que rodean el mundo de la nutrición deportiva; pero desgranaremos algunos de los más recurrentes.
       La ventana anabólica:este concepto plantea la importancia de incluir determinados nutrientes –especialmente proteínas e hidratos de carbono– en estrechas "ventanas temporales" antes, durante y principalmente después del ejercicio, con el fin de propiciar la reconstrucción del tejido muscular dañado y restaurar las reservas de energía. Se trataría de una estrategia que aunaría nutrición y entrenamiento de modo indivisible, todo ello para ayudar a mejorar tanto la composición corporal como el rendimiento deportivo y reducir el tiempo de recuperación. Sus seguidores se cuentan por millares, especialmente entre aquellos que dedican buena parte de su entrenamiento a levantar hierros. Para ello, legiones de Homo croassanis suelen hacerse acompañar de astronáuticas botellitas(shaker en el argot) en sus rutinas. Eso, o salen disparados a sus casas tras el entrenamiento para meterse entre pecho y espalda una calculada combinación de claras de huevo y arroz, antes de que se les escape la mencionada ‘ventana’ y terminen poco menos que echando por tierra la sesión de pesas.



       La triple hélice del colágeno. WWW.WIKIPEDIA.COM




       Sin embargo, a pesar de su extensa popularización en las dos últimas décadas y de poder encontrar decenas de estudios publicados poniendo en alza las virtudes de la "ventana anabólica", lo cierto es que sus supuestos beneficios no están del todo claros. De hecho ni su mera existencia está clara. Así de contundente se expresa este estudio de revisión sobre el tema: “Si destilamos todos los datos de la literatura científica al respecto de la supuesta ‘ventana metabólica’ se hace difícil establecer recomendaciones específicas debido a la inconsistencia de los resultados y la escasez de investigaciones sistemáticas que buscan optimizar la dosis de proteínas antes y después del ejercicio. Así, los supuestos beneficios de confiar en una supuesta ‘ventana anabólica’, además de estar basada en diversas presuposiciones y depender muchos otros factores no siempre controlables, están muy lejos de ser una realidad”. De hecho, un reciente ensayoreniega, con todas las letras, del concepto: “Nuestros hallazgos refutan la existencia de una estrecha ventana posterior al ejercicio anabólico con el fin de maximizar la respuesta muscular; en su lugar se apoya la teoría de que el intervalo para la ingesta de proteínas puede ser tan amplio como varias horas o tal vez más después del entrenamiento en base a la comida anterior al entrenamiento”.
       Aminoácidos de cadena ramificada:muy en relación con el anterior concepto –son una especie de común denominador en el uso de la famosa ventana– hace referencia a una clase de aminoácidos esenciales con un radical alifático, entre los que destacan la leucina, la isolueucina y la valina. Explicado de forma muy breve y gráfica, los aminoácidos en general serían las cuentas con las que se construyen los collares de proteínas. A los ramificados, además se les atribuye con bastante fundamento la regulación de la síntesis y degradación de proteínas. Al mismo tiempo, pueden ser utilizados llegado el momento para aportar energía por vía anaeróbica.

Pero la utilidad de suplementos a base de aminoácidos de cadena ramificada o de cualquier otro tipo de aminoácidos o proteínas está, por decirlo de forma sutil, en entredicho. Al menos cuando se compara esta suplementación con la inclusión de esas proteínas en forma de comida en la dieta habitual. Así lo pone de manifiesto este reciente estudio de revisióncuando concluye que la ingesta total de proteína diaria tiene más peso en el efecto a largo plazo que el momento de la administración (la famosa ‘ventana’) o la calidad de dicha proteína. Aunque admite una posible e importante variabilidad interpersonal en este tipo de estrategias, un dato que ya nos debería hacer sospechar, al menos, ante cualquier discurso totalizador y generalista sobre la bondad de este tipo de suplementos. Por esta razón el manual Nutrición y Dietética Clínicaaconseja procurar cubrir nuestras necesidades proteicas a partir de una dieta adecuada cuando se hace ejercicio. Algo relativamente sencillo teniendo en cuenta que en los españolesde a pie y también los europeosincluimos en nuestra dieta habitual una cantidad de proteínas bastante por encima de las recomendaciones. Así que no lo olvides, el filete, los huevos, el pescado y muchos otros alimentos contienen cantidades de proteínas –con suficientes aminoácidos de cadena ramificada– que bien distribuidos se bastan por sí solos para optimizar el efecto de tu entrenamiento. Sin flipar, sin polvitos, más barato y con comida real.
       Bebidas de reposición:llegamos a una cuestión sensiblemente diferente de las anteriores, ya que está más que contrastado que los factores que más contribuyen al desarrollo de fatiga durante el ejercicio y al retraso en la recuperación son la disminución de los hidratos de carbono almacenados en forma de glucógeno en el organismo, y la aparición de cierta deshidratación fruto de la pérdida de agua y electrolitos a través el sudor. Pero tampoco en este campo es necesario caer en la complacencia cientifistapara hacer las cosas bien. Según el Documento De Consenso De La Federación Española De Medicina Del Deporte Sobre Bebidas Para El Deportista. Composición y Pautas De Reposición De Líquidos,“en general una dieta equilibrada y una correcta hidratación son la base para cubrir los requerimientos nutricionales en la mayoría de las personas que hacen deporte”, haciendo un especial llamamiento a las diferentes condiciones ambientales, personales y de cada disciplina deportiva que condicionarán esas necesidades particulares. Así, toda bebida de reposición debería cumplir tres objetivos elementales: 1º Aportar hidratos de carbono que mantengan una concentración adecuada de glucosa en sangre y retrasen el agotamiento de los depósitos de glucógeno (en pruebas o entrenamientos que se prolonguen durante un tiempo significativo); 2º reponer los electrolitos, sobre todo el sodio y, 3º la reposición hídrica para evitar la deshidratación.
       Sin embargo, el entorno del deportista, ya sea aficionado o profesional, abundan las martingalas reponedoras prometiendo recuperaciones pseudomilagrosas con nombres tan sugerentes como hydrofuel, go-fuel, topfuel, y otras más en el que el tema “fuel” es un sospechoso habitual.

La descontextualización máxima en este terreno lo tenemos en la cerveza, en especial con la reciente comercialización de una, pretendida, variante isotónica. Pero no, la cerveza no es una bebida de reposición. Tampoco la autodenominada isotónica. Matizamos el tema porque este producto ha motivado que la Sociedad Española de Medicina del Deporte (SEMED) y el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (OMC) cierren filas ante este despropósito. Por ello ambas entidades han firmado de forma conjunta un documentoponiendo de vuelta y media la supuesta cerveza isotónica, y ya que estaban, dar un repaso al tema de plantear la cerveza como una pretendida bebida de reposición y a la situación de desprotección que sufren los deportistas en estas cuestiones. Y han dicho:
              En España, el colectivo de deportistas aficionados […] en gran medida carece de información adecuada sobre aspectos nutricionales, como la hidratación en el deporte.
              La cerveza que se presenta como bebida para deportistas no cumple con los criterios y garantías necesarios para ser recomendada ni en el deporte ni en la actividad física.
              Además la cerveza [sea la que fuere] constituye una forma de entrada al consumo de alcohol de los más jóvenes, e incluso, niños. La adaptación precoz del niño o adolescente que practican deporte al sabor de la cerveza utilizando como estímulo y referencia ídolos deportivos es desde todo punto de vista rechazable para OMC y SEMED y constituye un nuevo ejemplo de publicidad con clara intencionalidad subliminal contraria a la promoción de la salud.
       Colágeno:dejando en el tintero decenas de suplementos (equinacea, glutamina, selenio, espirulina, ginseng, picolinato de cromo, hidroximetilbutirato, vitaminas varias y otros compuestos de nombre aún más exótico e impronunciable) no me resisto a comentar la jugada de uno de los que más pegada comercial está teniendo en los últimos años. Me refiero a los suplementos de colágeno, en sus diversas variantes o combinado con otras sustancias (la más clásica el magnesio). El colágeno es una proteína y como tal, una vez ingerida con los alimentos, o suplementos, es troceada en sus partes constituyentes –los aminoácidos– para que estos y no la proteína sean absorbidos uno a uno en la mayor parte de los casos.

Suponer que estos ladrillos tengan memoria y recuerden que una vez formaron parte de una estructura superior, una proteína llamada colágeno, es como pretender dotar de vehículos a una tribu indígena tirándoles todas sus piezas desde un avión y esperar que caigan montados. Los aminoácidos constituyentes del colágeno son la glicina y la prolina, ninguno es esencial y se pueden obtener tanto a partir de síntesis endógena como con otras fuentes alimentarias proteicas. Así, si alguien manifiesta una clara deficiencia de colágeno (por el estado de sus articulaciones o por el aspecto de su piel) habrá que tener en cuenta por qué no se produce ese colágeno necesario por parte de sus fibroblastos –la mayor parte de las veces es por cuestiones genéticas, la edad y factores ambientales como el tabaquismo– en vez de aportar unos suplementos innecesarios, por lo que siempre serán carísimos cuesten lo que cuesten. Tienes más datos sobre el tema en este artículo.
Usa el sentido común
Es imprescindible acabar el artículo tal y como se empezó, haciendo un llamamiento a la racionalidad. Y es algo que se hace por el bien general, para que nadie se gaste una pasta indecente en tonterías varias, para que no le engañen y recordar por tanto que la alimentación de los deportistas no debe ser sustancialmente diferente de aquella recomendada para la población general. Ten en cuenta que la práctica de ciertos rituales vinculados con mayor o menor evidencia al rendimiento deportivo (eso es lo de menos) pueden fidelizarte a una determinada rutina de entrenamientos, pero eso no se traduce en un resultado real. Resumiendo: vestir un mono de fórmula 1 con su casco te puede animar a sentirte más virtuoso dentro de un monoplaza, pero no te hará conducir mejor. Eso tenlo por seguro. Pues con esto lo mismo.
Por último, y en el terreno estrictamente de los suplementos y las ayudas ergogénicas conviene recordar las dos reglas básicas del profesor Ronald Maughan, miembro condecorado del American College of Sports Medicineentre otros muchos méritos, un reconocido profesional en este ámbito que ha consagrado gran parte de su vida al tema del rendimiento deportivo, el uso de suplementos y la lucha contra el dopaje:
1ª Regla: Si el suplemento funciona, probablemente esté prohibido
2ª Regla: Si el suplemento no está prohibido, probablemente no funcione.
-->

lunes, 15 de octubre de 2018

TRABAJO INVESTIGACION 2ºESO 1ª EVALUACION

TITULO DEL TRABAJO:

¿Existe el cuerpo perfecto?



Seguro que todos nosotros hemos oído infinidad de veces hablar sobre el cuerpo perfecto o el cuerpo 10, pero realmente ¿existe el cuerpo perfecto? Es algo que todas las personas amantes del fitness y el culturismo buscan sin parar, buscan una perfección que su mente les propone como tal.

 El cuerpo perfecto es sin duda algo que la sociedad actual marca día tras día, la televisión nos bombardea sin cesar anuncios de productos adelgazantes, la teletienda nos promete un cuerpo ideal con máquinas inverosimiles que cada día son diferentes pero los resultados son siempres espectaculares, o blogs de internet donde nos venden trucos y secretos para conseguir un cuerpo 10.

El cuerpo perfecto no existe

  El cuerpo perfecto no existe: esta es sin duda la respuesta única y verdadera a esta pregunta que tanto nos hacemos los amantes de los cuerpos esbeltos, atléticos, sanos y en forma. Y lo decimos de una forma tan tajante porque la perfección no existe en nada ni en nadie, ni siquiera en posible dios todo poderoso.
  La forma perfecta es un estado mental, es decir, cada persona tiene en su mente cual es para el un cuerpo perfecto, pero es tan subjetivo que aunque pudiera plasmar su ideal un cuerpo no sería un estándar para el resto de la sociedad sino simplemente para su persona, y no hay nadie capaz de marcar las pautas de la perfección.


Las encuestas

Existen infinidad de encuestas en las que se preguntan que es lo que debe tener un hombre o una mujer para tener un cuerpo perfecto, y cada persona elige su grupo, piernas y abdomen, pectoral y hombros, piernas robustas, ... hay tantas combinaciones. O incluso para lo que un culturista es un cuerpo perfecto para la gran mayoría de la sociedad es una masa de músculos sin ningún atractivo.
Si nos fiáramos de las encuestas lo único que nos quedaría claro es lo que hemos dicho desde un principio, el cuerpo perfecto no existe, nadie te va a decir como debes estar para tener un cuerpo perfecto, ni hay unas normas o reglas que debas cumplir para que tu cuerpo sea catalogado como perfecto.

La genética, la sociedad y el deporte

Realmente lo que existe es un cuerpo ideal pero dentro de la constitución ósea de cada persona, ya que esta no se puede variar, y por mucho que entrenemos o nos cuidemos la genética forma parte del juego en busca de algo que en realidad no existe, o en aproximarse si quiera a algo que la sociedad nos marca.
La obsesión por la perfección nos está llevando a una sociedad con epidemia de bulimia y anorexia, donde personas normales usan esteroides y anabolizantes sin control alguno con el fin de acercarse a algo que incluso su genética le va a impedir acercarse realmente, pero la aceptación de ser referente social les hace caer en estos desordenes mentales sin fundamento alguno.
La culpa es nuestra, simplemente nuestra, poco a poco hemos ido viciándonos con el sueño de ser perfectos y actualmente cualquier revista o fotografía está llena de retoques fotográficos para corregir el color de la piel, la anchura de los cuádriceps, estilizar las curvas femeninas o quitar pequeñas imperfecciones que sin duda nos hace únicos y humanos.

Si además nos fijamos en los cuerpos de los deportistas (como se ve en las fotos) el cuerpo ideal se modifica para la actividad que se vaya a practicar, pues no es lo mismo correr 100m lisos que ser un luchador de sumo, y sin embargo ambos tienen un estado de perfección dentro de su especialidad.

Consejos para mejorar tu cuerpo sin obsesión

Ahora que tenemos claro que no existe el cuerpo perfecto, si que existe la posibilidad de mejorar tu cuerpo, sin obsesiones ni obligaciones, simplemente buscar un cuerpo con un buen estado de forma, tonificado, sin mucha grasa, equilibrado, ágil y flexible, con el cual nuestra calidad de vida mejore no solo hoy sino en un futuro y el máximo tiempo posible.
Los consejos que hay que tener en cuenta para conseguir ese cuerpo ideal, que no perfecto, son los que todo el mundo ya conoce, y que no nos cansamos de repetir:

  • Come de forma sana y equilibrada: intenta evitar los excesos, olvida los fritos y la bollería industrial, más fruta y más verdura es la clave, con una buena dosis controlada de grasas insaturadas, y sin exceder la ingesta de hidratos.
  • Haz deporte: el deporte es salud, no pienses en negativo a la hora de hacer deporte, está claro que las lesiones y enfermedades están a la orden del día en el deporte pero sin duda es lo mejor que puedes hacer para ponerte en forma, mejorar tu cuerpo y tu capacidad cardiovascular.
  • Se objetivo contigo mismo: aprende a quererte con tus fallos y tus virtudes, e intenta mejorar día a día pero intentando ser objetivo. Uno siempre tiende a verse mal delante del espejo, sé objetivo y no te compares con nadie, tú eres único.
  • Activa tu mente: no hay mejora aliado para mejorar el cuerpo que una mente sana y activa. Si te mantienes despierto intelectualmente esto reportará en un estado óptimo para mejorar tu estado físico lo mejor que puedas.
  • Disciplina sin obsesiones: se disciplinado en todo lo que haces para mejorar tu cuerpo pero sin llegar a obsesionarte con ello, pues eso viciará tu mente y acabará acarreando más problemas que beneficios.
  • Aprende poco a poco y sin prisas: la experiencia es un grado y nunca hay que tener prisa para mejorar físicamente pero tampoco hay que tener pausa. El cuerpo hay que cuidarlo siempre eso te reportará juventud y optimismo para todo lo que realices.
  • No creas en vendedores de humo: no hay milagros, no hay secretos, no gastes el dinero en productos maravillosos que te prometen cosas que sabes realmente que no existen, ten en cuenta que la mejora física depende únicamente de ti y de tu esfuerzo
  • Aprende por ti mismo: infórmate y lee, pregunta y aprende, pero no pagues por esa información, hoy en día gracias a internet tenemos al alcance multitud de sitios donde aprender a comer, a entrenar, a realizar cualquier deporte o actividad, nadie es más que nadie, así que te recomiendo que no pagues por información que puedes conseguir por ejemplo en Vitónica.

Consejos para no obsesionarnos con tener el cuerpo perfecto

Seguro que más de uno conoce a alguien que se obsesiona más de lo debido por su aspecto físico. Por lo general a este tipo de personas se les suele catalogar con el nombre de una determinada enfermedad psicológica. Varios son los nombres que se les dan, y muchas las repercusiones que a la larga acabarán teniendo en nuestra salud, por ello es importante que sepamos aceptarnos y saber cuáles son nuestras limitaciones. Por este motivo queremos desde Vitónica dar algunos consejos para no caer en la obsesión por el cuerpo.
Antes de nada debemos tener claro que el cuerpo perfecto no existe. Cada uno de nosotros tiene unas características genéticas que son las que marcarán nuestros límites a la hora de desarrollar unas determinadas cualidades físicas a través del deporte y la dieta. Por ello es importante que ante todo nosotros mismos seamos nuestra referencia, y no nadie más.
  Una vez nos conozcamos a nosotros mismos tenemos que saber elegir la actividad deportiva que se adapta mejor a nuestras cualidades físicas y gustos. Como siempre hemos dicho, el deporte debe ser una forma de diversión y evasión de la realidad, nunca una obligación, ya que si se convierte en esto lo odiaremos y no disfrutaremos con ello. Por este motivo es necesario que demos con la actividad adecuada, ya que siempre hay una más acorde con nosotros.
  En ningún caso el deporte o la dieta debe estar por encima de nuestra vida personal. Cuando se convierte en algo más fuerte que el resto de actividades que llevamos a cabo estamos en el momento de preocuparnos, ya que podemos llegar a obsesionarnos y caer en alguno de los trastornos conocidos por todos y que tantos problemas dan a las personas que los padecen. Es importante por ello que sepamos establecer unos límites de antemano para saber hasta donde debemos llegar.

   El culto al cuerpo es algo que cada vez ha cobrado más importancia en nuestra sociedad afectando a colectivos como la infancia que son mucho más vulnerables a este tipo de mensajes. Por este motivo y para evitar que se dé demasiada importancia a un culto al cuerpo insano, se ha decidido retirar los anuncios que se centran en este aspecto en horario infantil,
 De lo que se trata es de adoptar unos patrones de vida sana, además de una imagen saludable y real del cuerpo. La publicidad en muchos casos lo que se carga es esto, puesto que nos ofrece una imagen distorsionada e irreal de lo saludable. Pero la cosa no se queda solo en eso, sino que da especial importancia a la imagen física relacionándola con el éxito, y haciendo de ella el valor predominante en nuestra sociedad.
En infinidad de ocasiones hemos comentado la importancia de que los menores adquieran unos hábitos saludables basados en una alimentación equilibrada y en la realización de actividades deportivas. En ningún caso lo que queremos es que se centren en patrones erróneos a la hora de forjarse un cuerpo, y mucho menos en hacer que su mundo gire entrono a esta premisa. Por este motivo consideramos acertada esta medida llevada a cabo por el gobierno, ya que en alguna ocasión hemos destacado lo engañoso de algunos anuncios publicitarios en los que se muestra una belleza irreal.
Con esta medida lo que se pretende desde el Gobierno es la prevención de trastornos alimenticios como la anorexia y la bulimia que cada año aumentan entre la población infantil, llegando a registrarse casos en niños cada vez más pequeños obsesionados con tener una apariencia perfecta, puesto que han aprendido desde que tienen uso de razón que ese es el camino del éxito y la aceptación social. Esto hace que se cree una gran presión sobre estas personas, consiguiendo que se desencadenen enfermedades de este tipo.
A partir de ahora no estará permitido el pase de anuncios de productos adelgazantes, clínicas de estética, productos light… en horario infantil, que comprende desde las seis de la mañana hasta las diez de la noche, ya que lo que se quiere es conseguir que los niños crezcan sanos y libres de este tipo de presiones que a la larga afectarán al desarrollo físico y psicológico de los menores.
Esta medida logrará hacer que primen los valores de vida sana a través del deporte y la alimentación correcta, y es que no se puede hacer que la presión sobre el cuerpo sea tan grande como la que hemos recibido hasta ahora, ya que cada uno de nosotros tiene una determinada naturaleza que hace que nuestro cuerpo tenga una forma u otra y esté predispuesto a unas cosas u otra. No podemos conseguir algo que no está a nuestro alcance físicamente hablando, ya que el problema comienza por ahí, no conocernos y no saber hasta donde podemos llegar sin hacer daño a nuestro organismo.

 Preguntas(Os pueden ayudar en el planteamiento del trabajo)

¿Y tú que opinas sobre todo esto?
¿Crees qué existe el cuerpo perfecto?
¿Conoces a alguien qué creas que lo tiene?
¿Crees qué tú tienes el cuerpo perfecto?
¿Cuerpo sano o cuerpo perfecto o pueden ser ambas cosas?
Enfermedades relacionadas con el culto al cuerpo.
Modelos de belleza actuales.
Crees que la publicidad se aprovecha del culto al cuerpo.
Publicidad engañosa ,es decir productos que prometen un cuerpo perfecto y son una estafa.


Fecha de entrega antes de 5 de diciembre de 2018

APUNTES 2ºESO 1ª EVALUACIÓN

Os dejo  los apuntes que entrarán en  la 1ª evaluación en el apartado teórico.





Pinchad en este enlace para descargarlos:
https://drive.google.com/drive/folders/1S6onKlnCm-Bxou7CJ4b_51tCY9k50-46?usp=sharing

domingo, 14 de octubre de 2018

TRABAJOS 1ªEVALUACION 1º BACHILLERATO





ENFERMEDADES RELACIONADAS CON EL EJERCICIO ,LA IMAGEN CORPORAL Y ALIMENTACION.Dismorfobia(megarexia,anorexia,bulimia,vigorexia,ortodoxia,    pregorexia,tanorexia,ebrorexia,Permarexia,Pica o Alotriofagia,Potomanía,Rumiación o Mericismo,Síndrome del comedor nocturno,Tragorexia,Geofagia.


Opinión personal y comentario crítico de estos trastornos.¿crees que tienes algún síntoma de algún trastorno de los anteriormente citados ?
Las normas de como entregar los trabajos se explicaron en clase,tenéis aquí un enlace que las recuerdan,si aun tenéis dudas preguntad en clase.

 
FECHA DE ENTREGA ANTES DEL 5 DE DICIEMBRE 2018.